Embajada de Francia en México
93
86
Compartir a tu cuenta de FacebookRetweet

Artículos relacionados

Incendios

Incendios

09 de agosto de 2011
Disponible en français


Wajdi Mouawad nace en Beirut en 1968. Su familia emigra a Francia cuando apenas tiene 8 años, y posteriormente a Quebec donde solicita la naturalización. Es dramaturgo, actor y escritor « de expresión francesa ». En 2009, es artista asociado del Festival de Aviñón y presenta la tetralogía La sangre de las promesas: Litoral, Incendios, Bosques, Cielos. Se le otorgó el Grand Prix du Théâtre de l'Académie française, por el conjunto de su obra.


"Hay verdades que solo pueden ser reveladas a condición de ser descubiertas." Incendios

Es la historia de una joven libanesa, enamorada, dichosa e iletrada: Nawal. Es la historia de una mujer herida, que aprende a leer y a escribir para cumplir el deseo de su abuela y salir de la oscuridad. Es la historia de una madre que guarda un secreto, tan pesado que termina por callarse para siempre. Es la historia de los hijos de esta mujer, en busca de su historia, en busca de una verdad, en marcha hacia sus orígenes, hacia esa palabra que les dará una nueva identidad, en lugar de esa tierra demasiado caliente de la que ignoran todo.

Incendios Wajdi Mouawad Casa de francia digital IFAL

Incendios nos conecta de nuevo con el sentido original de la tragedia: personajes unidos por lazos de sangre luchan sin esperanza contra un destino encarnizado, incomprensible. El pueblo de costumbres tradicionales y opresoras, la guerra siempre absurda, la violencia presente hasta en las palabras, las mujeres que no cesan de transmitir —su amor, su sangre, sus secretos, sus deseos— y el espectador sorprendido al borde de su asiento, absorto. La expresión es resueltamente contemporánea y hace estallar como una granada el marco espaciotemporal esperado: pasamos de hoy a ayer en un mismo plano, de allá para acá en una misma imagen. Las palabras nos cautivan, desde los primeros minutos: la lengua es poética y cotidiana, las imágenes surgen con cada frase, la palabra, el canto, la voz llenan el sobrio espacio. La traducción de Humberto Pérez Mortera es impecable, la lengua está viva y es inmediata.
 

Wajdi Mouawad Incendios Casa de FRancia digital IFAL


La fuerza de la obra descansa también en la puesta en escena de Hugo Arrevillaga, llena de sentido y en inteligente armonía con el texto, austera, reducida a su mínima expresión: una larga mesa que irá transformándose durante toda la obra —en desierto, en montaña, en tribunal, en locutorio—, un teléfono, una iluminación presente, nada más. Los actores son sobrios en su trabajo, no hay pathos expuesto impúdicamente, el texto basta, no es necesario hacer nada más. Karina Gidi lleva como una cruz el personaje central de Nawal, mujer joven y luego anciana mujer cargada de secretos, rostro de esa tragedia que nos envuelve inmediatamente. La proximidad entre los actores y los espectadores —no hay escenario marcado— teje una intimidad frágil, poco común y muy valiosa en teatro. Estamos todos en el mismo barco: la violencia, los secretos de familia, lo que no decimos, todo eso lo conocemos nosotros también. Los espectadores escuchan y reciben lo que nunca nadie tenía que haber descubierto. El silencio del público forma parte, es actriz principal del montaje de Hugo Arrevillaga. Nosotros, sentados muy cerca de un escenario difuso, cargamos el secreto de Nawal; hasta el final nos aferramos a la esperanza de que nada les será revelado a los gemelos cuyos pasos acompañamos, somos los testigos, los culpables, los cómplices de la tragedia que dejamos sobrevenir. La tela de fondo es la guerra de Líbano, pero podría ser cualquier otra guerra —la nuestra. Mientras todo arde en llamas frente a nuestros ojos, (la familia, el país, los pensamientos), es la lengua la que lleva de un punto a otro, la que traza el camino de los hijos de Nawal, hijos de la violencia, hacia la verdad de su historia. A los espectadores no nos está permitido un solo instante de distracción, nos sentimos cercanos y la oscuridad que marca el final de la representación no trae aplausos inmediatos —que sin embargo serán prolongados— sino el silencio, el recogimiento, un momento para reponerse y retomar el hilo del tiempo suspendido.

Wajdi Mouawad Incendios Vasa de Francia digital IFAL
En el Foro Shakespeare

Director: Hugo Averillaga

12, 19, 26 de agosto

20h30

Wajdi Mouawad Incendios Casa de Francia digital IFAL

regístrate
contacto
Catálogo
Síguenos en
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter

Copyright 2010 CCC - IFAL
HACER CLICK ESTÁ BIEN - TEORUS.COM