Embajada de Francia en México
95
95
Compartir a tu cuenta de FacebookRetweet

Links del artículo

Artículos relacionados

Exposición “Sciences et curiosités à la Cour de Versailles”

Exposición “Sciences et curiosités à la Cour de Versailles”

10 de febrero de 2011

Del 26 de octubre 2010 al 27 de febrero de 2011

 “La ciencia es hija del asombro”, decía Aristóteles.
 

La Exposición Sciences & Curiosités à la Cour de Versailles , dedicada a la presencia de las ciencias en la corte bajo los reinados de Louis XIV, Louis XV y Louis XVI, nos revela una imagen poco conocida de Versailles.

Sede oficial de la monarquía absoluta durante un siglo, de 1682 a 1789, Versailles no solo fue el origen del florecimiento artístico, musical y literario de esa época, sino también el terreno de la experimentación y de la investigación científica más avanzadas.

A partir del final del siglo XVII, Versailles ejerce una tutela sobre las ciencias por medio de la Académie des Sciences, creada en 1666 por Louis XIV, impulsado por su primer ministro Jean-Baptiste Colbert.  Durante este lapso, que cubre del final del periodo clásico al siglo de las Luces, se impulsa una verdadera política científica, un nuevo contrato entre el poder y los científicos, los cuales recibirán una pensión y proseguirán sus investigaciones.

A cambio, deberán ponerlas al servicio del reino, y ésto durante los reinados de Louis XIV, XV y XVI, cuya residencia será el Palacio de Versailles, hasta la Revolución francesa.
 
Es también durante la primera sesión de la Académie Royale des Sciences que se decide crear el Observatoire Royal de Paris (1667).
  

Casa de Francia Digital Exposition Sciences Versailles

Presentación de los miembros de la Académie des Sciences por Colbert a Louis XIV.
Musée National des Châteaux de Versailles et de Trianon


La pasión de Louis XV por la geografía y la astronomía y la erudición de Louis XVI en campos tan variados como la mecánica, la marina o la cartografía es bien conocida.
Contrariamente a sus sucesores, Louis XIV se sentía más atraído por las artes que por las ciencias. Con todo, se erige como su protector.

Instalado en Versailles desde 1682, hará de éste el escenario de los avances científicos, aunque a beneficio de su prestigio personal, de su imagen y de la política de su reino. Los científicos deberán vencer los retos tecnológicos impuestos por las enormes dimensiones del castillo y concretar los deseos más extravagantes del Rey Sol. Se construye así en 1680, por ejemplo, la “máquina de Marly", un enorme dispositivo que bombea el agua del Sena para alimentar la inmensa red de aguas y fuentes.

Astronomía, hidráulica, cartografía, botánica, medicina, relojería... los adelantos tecnológicos y la diversidad del campo de la exploración científica entre los siglos XVII y XVIII son impactantes.

La « presentación al Rey »

Como se desconfiaba de los charlatanes, no era fácil obtener la autorización para realizar una presentación ante el rey. No obstante, se sabe que eran muy frecuentes y constituían un espectáculo para la Corte. Su éxito era coronado por un reconocimiento equivalente al de un premio Nobel hoy en día. El privilegiado obtenía así el financiamiento para proseguir con las investigaciones o encontrar nuevas vías de aplicación.

Muchos fueron los que desfilaron ante el rey para presentar sus nuevas teorías: Diderot, d'Alembert, Dupont de Nemours, Turgot, el abad Nollet, Duhamel du Monceau, Coulomb, Lavoisier, Fontenelle, Benjamin Franklin...

El rey financiaba ciertos experimentos, pero ofrecía también recursos para la investigación:

la medicina y la apoticaria fueron áreas muy serias de exploración. La cirugía nace en 1724 con Louis XV, quien crea en asociación con su primer cirujano, Germain Pichault de La Martinière, el Colegio de cirujanos y siete años más tarde, la Sociedad académica de cirujanos.

Para los botánicos, el Jardin du Roi representaba un verdadero paraíso pues concentraba unas 4000 especies traídas de todo el mundo, lo que lo convertía en el jardín botánico más rico de Europa.

La Ménagerie que albergaba a los animales más exóticos, era un campo de investigación inusitado y dio un fuerte auge tanto a la zoología como a la anatomía animal.

Los agrónomos utilizaban el Domaine de Trianon como laboratorio para la investigación acerca de la lucha contra los parásitos, el aumento de la productividad, la aclimatación del arroz o el cultivo de la papa..., y los veterinarios se iniciaban en la hipiatría, la ciencia del caballo, que practicaban en las Grandes Écuries.

Entre las demostraciones más conocidas están:

*La energía solar con el espejo ardiente de cobre de François Villette en 1680. Gracias a la orientación del espejo, se captan al máximo los rayos del sol. El rayo refleja un calor intenso que permite disolver ladrillos, madera, piedras e incluso los metales más duros.

*El péndulo astronómico de Claude-Siméon Passemant, presentado al rey en 1754, que indica con precisión el movimiento de los planetas, las fases lunares, los eclipses, la hora real y la fecha.

*El experimento en electricidad: en 1746, el abbé Nollet conduce en la Galerie des Glaces en presencia del rey, el célebre experimento de la descarga eléctrica que se propaga entre varias personas tomadas de la mano, que se sobresaltaron bajo el efecto de una “conmoción» eléctrica. El interés de este experimento se enfocaría hacia la medicina. 
 

Casa de Francia Digital Exposition Sciences Versailles

 

* El vuelo de la primera montgolfière en Versailles: el globo inflado con aire caliente ascendió a 500 m y voló 8 minutos, llevando en su cesto una oveja, un pato y un gallo, los primeros pasajeros de la historia aerostática. Este experimento, realizado en 1783 por los hermanos Joseph y Étienne Montgolfier ante la familia real, la Corte, y las delegaciones extranjeras venidas para firmar el Tratado de París, tendría repercusiones universales tanto por su sentido político como militar.

*Cartografía: el astrónomo Jean Dominique Cassini sugiere al rey el uso de la ciencia para redibujar un mapa exacto del reino, bastante impreciso en esas fechas.

Ambiciones económicas y militares
De manera general, el poder promovió la investigación científica con el fin de perfeccionar el comercio y la salud pública, pero también la marina y el arte de la guerra.

La fundación del Observatoire y los recursos atribuidos a la investigación en astronomía pretendían resolver el problema del cálculo de las longitudes presente durante todo el siglo XVIII, y debía ayudar a evitar los numerosos naufragios y conocer la posición de las naves en el mar.
Cabe recordar que en aquella época, la dominación de los mares era un desafío crucial para Francia, tanto del punto de vista comercial como estratégico.

Otra aportación de la ciencia en Versailles :

La educación de los príncipes se convierte en una enseñanza metódica, impartida por los científicos más eminentes, a la vanguardia del conocimiento. Incluye las matemáticas y sus aplicaciones como la óptica, la física, la astronomía o la mecánica de precisión.
Las disciplinas como la botánica, la zoología o la arquitectura se enseñan directamente en el terreno.

Es en esa esa época que se crean las grandes escuelas como l’École du Génie en Mézières (ancestro de l’École Polytechnique), l’École des Mines, l’École des Ponts-et-Chaussées...

 La exposición

Ofrece un recorrido temático que permite abordar los diferentes campos científicos. Reúne una gran variedad de objetos provenientes de colecciones públicas y privadas, y por primera vez, exhibe las obras e instrumentos de las antiguas colecciones reales, de una belleza espectacular.

 

Video: Versailles à 360°, le making-of
Para abrir la exposición, una película 360° proyectada sobre una pantalla elíptica de 3m de altura por 32m de circunferencia, sumerge al visitante -a lo largo de dos siglos de historia- en el corazón de un Versailles que jamás se habría atrevido a imaginar.

Organizada alrededor de salas temáticas, esta exposición presenta una documentación extensa y variada como pinturas, instrumentos de medición, proyectos, maquetas, libros, así como objetos valiosos y de uso cotidiano.

1. Los lugares de ciencia en Versailles
2. La ciencia y el poder o cómo Versailles ejerce una verdadera tutela sobre las ciencias, en especial mediante la creación de la Académie Royale des Sciences.
3. Versailles – edificio y jardín- como lugar de aplicación de las ciencias y las técnicas.
4. Versailles como terreno de experimentación: los espacios, las colecciones y equipos para la investigación. 
5. Versailles como lugar de enseñanza de las ciencias y las técnicas: la enseñanza a los príncipes.
6. Versailles, lugar de las prácticas de los príncipes: los gabinetes científicos de Louis XV y Louis XVI.
7. La corte de Versailles, lugar de demostración o la ciencia-espectáculo.


La curaduría de esta magnífica exposición estuvo a cargo de Béatrix Saule, directora general del Castillo de Versailles, con la ayuda de Catherine Arminjon, conservadora general honoraria.
 


 

regístrate
contacto
Catálogo
Síguenos en
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter

Copyright 2010 CCC - IFAL
HACER CLICK ESTÁ BIEN - TEORUS.COM